Todos somos poscoloniales ° Gabi Ngcobo

link: https://www.goethe.de/en/kul/bku/20908725.html

La curadora asignada para la 10° Bienal de Berlín en 2018, Gabi Ngcobo, habla sobre postcolonialismo y la importancia de revisar la historia.

Como cofundadora del ahora difunto “Centro para Recreaciones Históricas” [Center for Historical Reenactments] CHR (2010-2014), estuviste involucrada en proyectos que exploran distintas formas de revisar la historia y la memoria, y de cómo el lenguaje juega un rol en estas cuestiones. Me interesaría saber más sobre la importancia de la historia en tu trabajo como curadora. ¿Realmente podemos “reescribir” el pasado? ¿Quién está habilitado para escribir la historia?

Durante sus años activos, CHR planteó preguntas y exploró formas en las que se pueda revisar la historia replanteando antiguas interrogantes, preguntas que tendían a ser más urgentes en un determinado momento de nuestra historia reciente. Existe una necesidad y una responsabilidad de investigar cómo las narrativas históricas han sido escritas y construidas – especialmente cuando son escritas desde posiciones que glorifican tanto a aquellos que históricamente han causado grandes daños a otros, como a sus roles privilegiados de escritores y oradores. CHR nos sirvió como plataforma desde la cual intentamos insistir y apropiarnos de las formas en las que entendemos nuestros pasados en diálogo con el mundo, particularmente con ubicaciones geográficas y experiencias cercanas a nosotros. Nunca existió un momento en el que las personas no estuvieran hablando y/o escribiendo – en verdad es importante tomar posiciones por fuera de las grandes narrativas y entenderlas como resultado de que todos necesitamos dar sentido al mundo.

En una entrevista de video para la revista brasilera de arte y cultura “Bravo!” en ocasión de la 32° Bienal de San Pablo vos hablas sobre cómo “descolonizarnos a nosotros mismos” a través de un proceso de desaprendizaje y de crear nuevas formas de entender las prácticas curatoriales. ¿Podes darnos un ejemplo de esto?

Pienso que cuando hablamos del proyecto de descolonización necesitamos aclarar que es un proyecto que propone cambiar el orden del mundo pero, para citar a Frantz Fanon, un líder del pensamiento Afro-Caribeño, “no puede surgir como resultado de prácticas mágicas, ni de un shock natural, ni de un entendimiento amistoso” (citado de: Los Condenados de la Tierra). Descolonizar implica crear nuevas configuraciones del conocimiento y el poder – y esto puede ser un procedimiento engorroso. El proceso curatorial puede ser un espacio para reflexionar sobre estos procedimientos como también para plantear preguntas propicias que ayuden a lidiar con un mundo conducido hacia guerras descabelladas y peligrosas.

El postcolonialismo es uno de tus principales temas de investigación. ¿Vas a enfocarte en estas teorías para la próxima Bienal de Berlín?

Me gustaría creer que todos estamos reflexionando (o deberíamos) sobre un mundo que es en gran medida postcolonial. Todos somos postcoloniales… Algunos contextos son más postcoloniales que otros. Todavía estamos previendo qué significaría para los poderes económicos mundiales, como Alemania, admitir activamente, reconocer y comprometerse con su postcolonialidad – esto es, su rol como facilitador de la expropiación y el despojo de tierras llevados a cabo por regímenes brutales que han asesinado y deshumanizado a otros por cientos de años. Vivo en Sudáfrica, en una supuesta “sociedad post-apartheid”. Yo rechazo esta posición de “post” y al mismo tiempo trabajo con lo que ello significa como definición para mí y para el trabajo que hago como educadora, artista y curadora. Lo rechazo porque para mí y para muchas personas que conozco, el “post” es solamente un punto de partida; marca o destaca la importancia del hecho descripto como “post”. No es por lo tanto un tópico de investigación central, sino más bien una posición ineludible, a la cual constantemente intento esquivar, para poder volver a ella con una mirada fresca.

A pesar del hecho de enfocarse en lo “contemporáneo global” en las artes, uno puede considerar que la escena del arte contemporáneo es principalmente eurocéntrica. ¿Alguna vez elegiste reflexionar sobre el así llamado “Sur global” o estuviste involucrada en proyectos para promover un diálogo “Sur-Sur”?

Generalmente intento alejarme de las etiquetas. Sin embargo sé que no nombrar y/o afirmar el punto de vista de uno tiene el potencial de hacer lugar a que esa misma posición sea infiltrada por personas, instituciones e ideas que solamente piensan nuestras subjetividades como metáforas de algo más. Es tan necesario defender términos como “el Sur” como es estar atentos a cómo éstos son usados para describir y/o discriminar en contra de uno.

 

Cuando la historia ocurre justo enfrente tuyo, como sucedió durante la reciente 32° Bienal de San Pablo, en 2016, con el impeachment de la presidenta Dilma Rousseff y las subsiguientes protestas en contra de Michel Temer, quien asumió las funciones oficiales: ¿Cuál es el rol de las artes en este particular período del tiempo, como el “ahora”?

Nuestro deber, como personas creativas, para parafrasear a la tardía Nina Simone, debería ser reflexionar siempre sobre el tiempo en el que vivimos. También hacemos esto al desafiar las construcciones de la historia que han favorecido y continúan apoyando a los poderosos mientras peleamos por el futuro que queremos ver y experimentar en el mundo, más allá de nuestras propias existencias físicas.

En este sentido, ¿Cómo entendes tu rol como curadora para la próxima Bienal de Berlín en el actual contexto sociopolítico alemán, con la llegada de un gran número de refugiados y el ascenso de los partidos políticos de derecha?

Como mencioné antes, creo que es imperativo para una plataforma tal como una bienal tener en cuenta los contextos sociopolíticos urgentes de los lugares desde los cuales es organizada, tanto como las narrativas históricas que moldearon su lugar en relación al resto del mundo.

____________________________________________________________

245-bb10_gabi-ngcobo_photo-masimba-sasa-2

Desde principios de los 2000 Gabi Ngcobo (1974) ha estado involucrada en proyectos colaborativos artísticos, curatoriales y educacionales en Sudáfrica y en un alcance internacional. Es miembro fundadora de las plataformas colaborativas basadas en Johannesburg “Nada se organiza” [Nothing Gets Organised – NGO] y el Centro para la Recreación Histórica (CHR, 2010-14)

Recientemente Ngcobo fue cocuradora de la 32° Bienal de San Pablo (2016), que tuvo lugar en el Pavellón Ciccillo Matarazzo en San Pablo y “Un trabajo de Amor” [A Labour of Love] (2015) en el Weltkulturen Museum en Frankfurt am Main. En Ciudad del Cabo ella trabajo en la Iziko South African National Gallery y en el Cape Africa Platform donde co-curo la Bienal Cape07 en 2007. Desde el 2011 enseña en el Wits School of Arts, Universidad de Witwatersrand en Sudáfrica. Actualmente vive y trabaja en Johannesburgo y se mudará a Berlin para las preparaciones de la 10° Bienal de Berlin.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s